miércoles, 24 de septiembre de 2008

5/5/2006

Lo agregó y empezaron a hablarse. Primero se encontraba perturbado por algo en ella. Horas de diálogo aflojaron tensiones anímicas, no ráfagas de empatía praxial vía cultura. Días de chateo y posteo fotolobloguial llevaron a la decisión de querer conocerla. Le dijo que le pasase a buscar en los barrios que vivía su tía Agatha, en el tercer piso de un edificio rojizo. Estaba postrado contra una muralla, con el cuerpo entumecido, haciendo las fuerzas para tocar el timbre. La presión vertical de la extremidad más utilizada por homo-sapiens permite la emisión eléctrica que es descargada sobre el diminuto martillo golpeador de campanas circulares de hierro. Al abrirse la puerta, el simio abatió abruptamente al rostro, colgándose de este. Formando la figura de las puntas de una estrella con ambas manos, inserta los dedos en sus ojos, emitiendo gran presión, privándole toda visión póstume. Entre penumbras, siente golpes en sus costillas por un rato antes de recibir el aparente martillazo que le quita la conciencia. Dentro de la habitación del vecino magnate pero sociopata, arrincona al pequeño simio, que le recuerda al programa del chimpancé colorido que lo atormentó en su niñéz por sus agudos colores y violentas alegorías a la alegría descerebrada. El derecho que le dió su raza por ser la que primó por sobre los otros animales, meras continuaciones conceptuales del símil a dios, permitió que patease repetidamente el cráneo del mico. De cuerpo a piso con cráneo apoyado a la muralla, la presión de la zapatilla contra el concreto revolvió los interiores del céfalo, acabando con su vida. Siente el despertar de una manera totalmente nueva; un despertar con los ojos cerrados eternamente. Un australiano le dice sandéses mientras camina alrededor. Está amarrado de todos los extremos con lo que se siente ser una soga muy áspera, heridas por doquier. Se encienden cinco motores y chillan llantas. La presion en los brazos y piernas emulan un crash dummie humano. En su última epifanía, imágenes en blanco y negro de videoclips ochenteros patean su trasero. Repentinamente, empieza a emanar anthrax por los ductos de aire del sitio. Los vecinos ven camiones militares marchar en fila, entrando al vecindario, luciendo colosos parlantes. Éstos emiten música de la banda anthrax. Obligándose a retroceder hasta los 15 años, Gregorio acepta el funeral perfecto de sentir a anthrax por más de un sentido. La lepra empezó a surtir su efecto, eferveciendo su estómago.

viernes, 29 de agosto de 2008

NUEVA ENTRADA

Atrapado en la masa musical. El humo en el aire denota la debilidad y el escapismo, que esta vez es sano y justo. Refugio arcano constructor en la geometria, pulso de madera implícito, estallido occidental, reincidencia, co-incidencia, incidir en el meollo de lo que sucede, de lo que lo involucra a todo el punto de convergencia de todo hilo lógico, unidad lógica, el cráneo del pulpo el ojo de la tormenta, la semilla, de donde rizomea en todas las direcciones buscando contacto con otras raíces dentro de la eternidad del espacio, aquél espacio. Sentado dentro de mi habitación escucho a otros ocupantes del sitio tras la puerta. Me hermetizo en ella para no mostrar el rostro pulsante de sangre. Se ve la sangre en mis pómulos, en mi voz, en mis ojos, en mi velocidad de respuesta ante las vocalizaciones que se disparan alrededor, cuando estoy afuera y estoy cumpliendo las obligaciones, después de 3 años errantes. El pasadorotia posaba su humanidad entre la hierba acariciada por el viento, que recoge las partículas de las plantas y se las dispara a las fosas nasales de los alérgicos. Vaya control de población. Somos los mártires de un orden cósmico que nos observa. El ojo del raciocinio aprueba al panoptico.

domingo, 10 de agosto de 2008

Ojalá mi tufo te encuentre a la vuelta que podai oler el hedor de lo que me pasa porque lo que pasa es pestilente lo que nos pasa a todos es pestilente al decir todos involucro a TODOS dejo de lado a nadie existir acá y respirar acá es pútrido estimo conveniente dejar de lado ciertos proyectos de vida el hecho que respiren palpiten y caguen no los hacen vida la vida es otra la vida es la del que sufre el que se aleja del dolor finje que vive es el arma de la naturaleza el arma que nos empuja a la lucha a luchar a vivir si te ahorcaron por el choro cuando naciste luchaste yo personalmente nunca he luchado del momento que respiré este ecosistema me corrieron dulcemente las sábanas cuando me despertaron del vientre y quizá qué hubiese pasado si de un principio me hubiesen gritado, estrujado por todos los ductos y golpeado quizá tendria una pega una dignidad y no estaria escribiendo pelotudeces mientras vivo a base del sueldo hijo TOBAL vas a terminar a los treinta años en ese entonces te habrás pagado? Yo tengo veinticuatro siendo todavía el pendejo al que me aferro me pudro junto al grillete y no me la creo al final en esto es creersela serlo es del siglo pasado son tantos weones que creen ser en el planeta que lo que queda es creersela mientras te la creas otros creerán que eras quizá siempre así fue no me percato soy un pendejo en mi unidad de existencia tomando en cuenta el momento que nací y el momento que muera, una historia milenaria de una tropa de pendejos unitarios, planeta fábrica de pendejos, mientras luchen, mientras los ahorque un choro, mientras no sea vagina dentata que les decapite y nos quede algo más de oxígeno por él todavía no nos matamos y en ese momento no habria energias para ello todos botados en el piso jalando oxígeno con las fuerzas que quedan las fuerzas restantes quizá pa eso está la tecnología para apañarnos en la multiplicidad y siendo unidades inamovibles de carne y masa que actuan a través de máquinas que hacen todo y no respiran solo nos queda el genocidio con la mentalidad de ahora no podemos deshacer la historia no podemos destruir el data que nos permitirá vivir en la tierra como cuando antes era, tendrá que borrarnos para reiniciar la historia y reiniciar la percepción adaptable quizá estemos eternamente despertandonos denuevo sobre este suelo siendo reinvenciones constantes ya sabemos tan bien qué hacer la uniformidad del printout tómalo o déjalo de todos modos lo eres lo estás viviendo estás cagado o bendecido
Son las tres de la mañana los pajaros cantan prematuramente mientras mi amigo busca poemas que matan quizas llegar a atravezar la espina y dominar el cuerpo o buscar un entendimiento o quiza solamente ser leido sin ser entendido pero leido leer per se trae en entendido un significado implicito que se genera de la lectura del yo del super yo y de Cuprum aquél que está en el copro, dentro y la música se hace promesa pero esta está muerta existe en su universo encerrada en su sentido nos atraviesa en los nuestros pero no nos toca a pesar de que le damos la halitosis de vida lamentablemente es vanidosa al extento de vanagloriarse en sí misma nunca nos mira al rostro somos nosotros aquellos frentes al espejo inevitable espejo que rotula todo en todo se manifiesta y que alguno manipula el reflejo es el otro en mi rostro y cuando me encuentro ante tantos rostros que buscan que me vea a mí en todos hablando desde el todos pero no puedo escaparme me soy inevitable y sin quererlo lo defino TU YO acá ambos compartiendo el espacio escupiendonos el aire que también respiramos y el rojo que sangramos que palpita idénticamente pero mi beat es anexo a tu beat, no concuerda está en su tiempo cósmico cumple su función en el universo pero no puedo hacer coro, no puedo duplicarlo no encuentro el duplique quizá si lo encuentre me haga sordo a otro tono encerrado en aquél universo con la música siendo la música sin compartir contigo estás encerrado en la habitación de al lado vivimos juntos pero no comunicamos no comunico tú haz intentado pero tu método no me penetra ver un método me encierra te veo en la foto pero no te veo al momento que encerró en encuadre esa persona que te hablaba gritaba y comentaba en ese entonces ahora me creo más claro pero más perdido más conciente pero desentendido más que nunca desentendido quizá no pero no lo veo, no veo mucho tengo muchos velos se me han presentado frente y no los quito gracias a dios que los veo finalmente los veo eran mis lentes esos? Estuve releyendo sobre una halitosis de tal humano que da vida a la música pero quizá hay vida en nosotros porque somos el canal para que la musica exista mi amigo tiene la teoria y la comparto me es sumamente lógica unica explicación la materia gris es grasa Más allá de romper la gasa es vivir sin que haya y se tenga la visión telescópica de cada objeto cada unidad o quizá entrecerrar los ojos ver una gran mancha que lo unifica al todo y tocar el todo el todo que nadie toca pero que atraviesa la piel hasta el globulo la degusta y saber que un elemento es el que soporta al todo pero obviar que el elemento es soportado por elementos soportados entonces nos mordemos la cola orouboros constante y eterno a pesar del royo de dejar de funcionar y pudrirse seis piés bajo tierra noble alimento para micro vida que tiene la cosa más clara no se complica no se inventa excusas para sentir un paso de la constante tiempo no se disfrazan no cambian el disfraz no recuerdan una versión masticada del disfraz que se usó X cantidades de unidades de tiempo años décadas siglos meses horas vemos el tiempo alejados del verdadero ahora el ahora eterno pétreo trato de moverlo trato de sentir que se mueve que va para un lado pero sigo acá yo a pesar de alopesio sigo a pesar de estirarme enñatarme sigo palpito el mismo y en condición de muerto me siento más vivo que nunca más vivo que todos ustedes tanteando el aire creen que han chocado pero se distancian solo se alejan no existo yo por ende ustedes el último vagón con el último vagón con el último vagón soy el último vagón eres el último vagón el mismo pasajero nos atraviesa nos alimenta con leña en el riel recto imaginamos curvas cambios vueltas pero en el infinito toda vuelta es recta todo el pesimismo que me produce el amar el amor todo está en orden todo está en su lugar así tiene que pasar mientras lo pueda masticar excelente

lunes, 14 de julio de 2008

a onblur="try {parent.deselectBloggerImageGracefully();} catch(e) {}" href="http://1.bp.blogspot.com/_9BjGzMyzxNk/SHwJkVWpjBI/AAAAAAAAABs/TxsqWZc0vLs/s1600-h/MS-DOS_6.22_dir_screenshot.png">
void WriteMemory(word Address, word Value) {
word RealAddress;
RealAddress=Address+BaseRegister;
if(RealAddress if(RealAddress>ROMSIZE) Memory[RealAddress]=Value;
} else {
RaiseInterrupt(INT_SEGFAULT);
}
}
word ReadMemory(word Address) {
word RealAddress;

*/
default:
Interrupt=INT_ILLEGAL;
}
}

jueves, 10 de julio de 2008

Escrito en época cafeinomana

Espejo

Estoy cansado de la soberbia, del sicoanálisis barato de gente no doctorada, de la creencia de que se me conoce. Ni yo me conozco. O quizá me doy miedo y es más fácil decir que no no más. Podria llegar a un estado donde lo único que me importe soy yo y quien se quiera unir adelante. El refugio se da no sé donde. No recuerdo un real cobijo últimamente. Lo óptimo seria uno que más encima me alimente. Detesto todo lo que soy. Todos detestan lo que son. Estoy chato de verme en este mundo de espejos y que la gente aparentemente dependa de mí. Y ser quien soy, recordarme. La ola se retrae. Eterno retorno. Tic. No hay que depender ni algo tiene que importar.
El vómito es cosmicamente transversal. Después de vomitar lo que sentia hacia mí, me vomitó de su sistema casi instantáneamente. Ahora estoy a pura arcada pero la traquea está cerrada, cuerpo masoca. El vomitar acá no se hace mucho consuelo. La wea es vomitar, seguir con la praxis cósmica. Y que siga el ciclo, que se den cuenta que nunca quisieron vomitarte y tú ya no estas ni ahí. Amas a alguien que te vomitará eventualmente.

Escritura fébril, infantil, mala, pero guturonhesta

Estoy cuátnico. Quiero dormir (no puedo), me duele la cabeza, siento una masa de líquido a mi lóbulo mental izquierdo, me cuesta buscarle nombres a las palabras con las que intento expresarme, tengo obligaciones académicas a la vuelta de la esquina y nada de lo que haga me da paz.

Veo el cuadro que me pintó cuando era la persona que me amaba. Ahora siento el deseo de quizá irme a la puta, ultra lejos y entrar en paz con mis demonios internos y en el proceso aquebrantar mi fobia social e interactuar con gente, quien sea mientras tenga algo que decirme, alguien que me haga olvidar al convaleciente palpitante de ácido biliar que estoy siendo. Encontrar el acto que me hace feliz y me permita vivir independientemente en el proceso.

Dormir acobijado en el cemento, estado fetal suspendido en el útero pavimentósico. Desafortunadamente el cemento es finito; una lonja pétrea que hace techo a las fosas sépticas que palpitan bajo la piel de la ciudad.

Corazón lata molida que me da vida mientras pienso en el infinito y eso me hace ser un muerto ante él. O quizá vivo, siento el vidrio molido pasar por mi aorta cuando involuntariamente ella silva en mi mente, y cada eco que rebota de cada pared de mi cráneo un palpito que me da vida, otro segunto en el contero o contador del reloj que veo en este cuerpo que no reconozco, en la habitación que he conocido por 15 años, en cada paso que toma la bruma gris que imigra en la ciudad, los vehículos, chimeneas, pulmones y cigarros que le transportan, en quienes erran afuera suspendidos en una constante.

Ella no sabe lo que quiere. Ella sabe de su convención de bienestar, pero no sabe lo que quiere, pero me ha hecho saber que no quiere estar conmigo. Más que ser honesto a los demás trato de ser honesto conmigo mismo me dicen. Sé que lo he olvidado.

Ella quiso dormir en la casa de alguien anoche. No sé si en compañia, sola (con el dueño de casa). Pero lo hizo. No sé quie hizo pero sé que lo hizo.

Ahora planteo una pregunta: ¿Cuál es la narrativa de estar acostado en la cama con ojos cerrados? ¿Qué hay de contar ahí? ¿Palabras que pulsan y solo podemos tocar con la tripa y el cardio tienen visualidad? ¿Tienen sonoridad? Objetiva, digo, no su caracterización metafórica que la adscriben a una imágen que todos reconocen de la experiencia propia, sino la forma y/o el tono que haga sentir el cuerpo envenenado, el llorar como una fuerza incontenible que está rompiendo la nuca pero la nuca sigue ahí intacta.

Para que se produzca la nitidez máxima en el emulsionado de la película posada en una cámara fotográfica, el punto de convergencia tiene que estar al medio entre el lente y la película. Yo registrando las imágenes y sonidos que nítidamente replico en la mente. No encuentro el botón de apagado para detener la reproducción constante de esta wea que me sé de memoria y que me tiene aburrido.

El punto de convergencia está entre mi pecho y la hoja de cuaderno pero no se registra una imágen nítida. Solo el atisbo de un cuadro que pinta y dibuja la menten que percibe la imágen.

Nuestro punto de convergencia se ha retraido hacia dentro de nuestras tripas. O quizá la Me llamó el testigo de anoche. Quizá él pueda darle más nitidez a la imágen que me hace mierda, así que decido abstenerme a devolver el llamado. Aparte, mi voz está rota. Espero tener una cita con el consuelo.

Consultaré mis sueños.

viernes, 30 de mayo de 2008

Re: So boring, yet so addictive
by FutureFilmComposer (Sat Jan 19 2008 10:44:50)

Interesting question: WHAT is the appeal of Coleman Francis? I can't speak for his other films because I've only ever seen 'Beast', but in this particular case, I think Coleman's appeal is that he takes absolutely nothing (a fat man wandering in a desert occasionally "chasing" two little boys) and turns it into something far more intriguing, but in a way that is completely opposite of what he wanted. Watching The Beast of Yucca flats is experiencing the polar opposite of what a good horror/suspense/thriller should be. Coleman had all the elements in place for his time: Nuclear weapons and the fear surrounding them, Russians, government agents with guns, and cover-ups which are never revealed.

The entire beginning of this movie is a mislead. You THINK you're going to watch a movie about Russian space technology that got a flag on the moon, and Javorsky is the only character who can answer these burning questions that audience have. Then, the secrets are lost with Tor about ten minutes into the movie. There is absolutely no hope of finding out what the Russians were hiding, so why does the movie continue? Coleman keeps us thinking that he has some big surprise coming, a twist or revealation. He keeps building towards it with his short lines of narration, but ultimately leaves us hanging, all along the way torturing us with his bad direction, non-existant talent and storytelling devices turned upside down.

A masterpiece or an utter failure? You decide.


*-*-*-*-*-*-*

La pregunta interesante: ¿QUE es la atracción por Coleman Francis? Yo no puedo hablar para sus otras películas porque yo sólo he visto jamás "Bestia", pero en este caso particular, yo pienso que la atracción de Coleman es que él no toma absolutamente nada (un hombre gordo que vaga en un desierto "persiguiendo" ocasionalmente a dos chicos pequeños) y lo gira en algo mucho más intrigando, pero de una manera que es completamente contrario de lo que él deseó. Mirar La Bestia de Yucca plano experimenta el contrario polar de lo que un horror bueno/la ansiedad/el escalofriante debe ser. Coleman tuvo todos los elementos en el lugar para su tiempo: Las armas nucleares y el temor que los rodean, rusos, agentes de gobierno con fusiles, y con los encubrimientos que nunca son revelados.

El principio entero de esta película es un descamina. Usted PIENSA que usted mirará una película acerca de la tecnología rusa del espacio que consiguió una bandera en la luna, y Javorsky es el único carácter que puede contestar que estos ardor pregunta esa audiencia tiene. Entonces, los secretos son perdidos con Tor acerca de diez minutos en la película. ¿No hay absolutamente esperanza de averiguar ocultaban, así que por qué lo que los rusos continúa la película? Coleman nos mantiene pensando que él tiene alguna venida grande de la sorpresa, una torsión o revealation. El mantiene edificio hacia ello con sus líneas cortas de la narración, pero últimamente deja nosotros colgando, todo por el camino nos atormentando con su dirección mala, talento de no-existant y dispositivos de narrativa girados al revés.

¿Una obra maestra o un fracaso total? Usted decide.

lunes, 5 de mayo de 2008

domingo, 30 de marzo de 2008

Torcida mitologia domiciliaria

Un hombre mira un generador de gráficos espiralicos en un computador, sintiendo que se le develan los secretos del universo al entender el patron que hace estallar a la intención sin censura, ni un bloque que obstruya el paso de la fluyente línea, que después de mi muerte se seguirá extendiendo por las manos de otros, pendejos de mierda qué chucha se creen weon. Deseo emitir un juicio. Me he visto ante el espejo, enfrentando a mi rostro. El hemisferio izquierdo se veia más compuesto que el hemisferio derecho. Lo he visto todos los dias de mi vida pero es la primera vez que me percato de ello. La evasión subconciencial (de qué hemisferio, no lo sé) del hecho fué un fuerte mecanismo de defensa del seso, pero mi faz ha gritado, exclamado atención. Soy un humano compuesto por dos medios. Esta es la dualidad que me acerca a unos y me hace escapar de otros. No a la autocensura, al demonio la estética lógica del texto, en veinticuatro facsímiles, todos los viernes en casa de mi tia se ejecuta el ritual de la consumpción de tallarines al aceite. La torcida mitologia domiciliaria; nunca llegué a entenderle.